El Grupo Infical reparte toneladas de plátanos de La Palma en solidaridad con la isla

Trabajadores del Grupo Infical reciben una bolsa con diez unidades de plátanos de La Palma.

Todo empezó gracias a un mensaje publicado en redes sociales al que se añadió el hashtag #TodosSomosLaPalma. A Antonio Tranche, Responsable de usados del Grupo Infical, una empresa con más de 50 años en el sector de las carretillas elevadoras y plataformas aéreas, se le ocurrió compartir con los usuarios de Facebook -que estaban publicando con el mismo hashtag– una idea para ayudar a los habitantes de la isla canaria que llevan semanas sufriendo los estragos de la erupción del volcán: comprar plátanos a una empresa local de La Palma para repartir en Madrid a diversas entidades sociales, así como entre los empleados y a algunos clientes.

“Ese post tuvo respuestas positivas, así que lo planteé en la empresa y gustó”, cuenta Tranche. “Gracias a los mensajes de los usuarios, empecé a conocer proveedores y, tras llamar a unas cuantas empresas, conseguí dar con Cupalma, una cooperativa de productores locales que vende plátanos a un frutero de Mercamadrid”, añade.

En poco tiempo, el equipo del Grupo Infical llegó a un acuerdo de compra de una tonelada de plátanos de La Palma y los repartió durante la semana del cuatro de octubre. Un furgón de Ficara y otro de Alcamar -ambas, empresas del Grupo Infical- recogieron los 1.000 kilos de plátanos en Mercamadrid para repartir a diferentes puntos de la zona sur y norte de la capital. Una de las entidades del tercer sector a la que entregaron plátanos fue al Banco de Alimentos de Pinto, una organización creada durante la pandemia para ayudar a las familias más vulnerables de esta localidad madrileña. “Grupo Infical está en el polígono de Pinto y se pusieron en contacto con nosotros para ofrecernos 100 kilos. El día de reparto, que son los miércoles, tratamos de que las 300 familias a las que ayudamos con comida tuviesen plátanos de La Palma”, señala Susana Morales, la directora de este banco de alimentos.

A la izquierda, Jorge Olalla, director de Comunicación del Grupo Infical; en el centro, Antonia Soguero, Concejala de Mujer, Igualdad, Diversidad y Mayores del Ayuntamiento de Pinto; y, a la derecha, Antonio Trache, Responsable de usados del Grupo Infical.

Otras entidades sociales como la Parroquia de la Fundación Caldeiro, la Parraquia de Santa María Micaela y San Enrique, la Fundación Altius o la Obra Social Cachito de Cielo, también recibieron la visita de las furgonetas de Infical. Después fue el turno para los más de 80 trabajadores del grupo, que se encontraron como regalo una bolsa de papel con 10 unidades de plátanos de La Palma, así como para los clientes que durante esos días alquilaban alguna de sus carretillas y plataformas elevadoras. “ONG, clientes y empleados han recibido nuestra iniciativa con mucho agrado. De hecho, más de un cliente se ha sumado a la causa y ha comprado plátanos al mismo proveedor para realizar una acción parecida”, apunta Antonio Tranche.

“La iniciativa solidaria ha tenido bastante repercusión dentro de nuestro sector, pero también ha llegado hasta los medios”, comenta Gerardo Otero, Director comercial del Grupo Infical en referencia a la visita de periodistas de Telemadrid que se acercaron hasta las naves de Infical para contar la experiencia (puedes ver el vídeo debajo). Otero, que lleva 17 años trabajando en la compañía, subraya cómo el grupo lleva mucho tiempo implicado en diferentes acciones solidarias ya que forma parte de su ADN. Por ejemplo, desde que empezó la pandemia, han donado maquinaria y mano de obra a diversas ONG y entidades sociales para facilitar el trabajo de hacer llegar alimentos a quienes más lo han necesitado.

Tras el éxito de la iniciativa ‘Todos somos La Palma’, durante las semanas del 18 y 25 de octubre parte del equipo del Grupo Infical realizará otros dos repartos solidarios en los que distribuirá otra tonelada de plátanos de La Palma.

Ir arriba